Las 5 víctimas visibles de los agroquímicos que decidieron luchar

Foto; Fabian Tomasi, Dominique Marchal, Théo Grataloup, l’école de Villeneuve-de-Blaye et Dewayne Johnson (AFP/Montage Obs)

Fabián Tomasi, Dominique Marchal, Dewayne Johnson, Theo Grataloup, los niños de la escuela de Villeneuve-de-Blaye … Se han convertido en símbolos de la lucha contra los pesticidas. Sus rostros encarnan el escándalo de salud relacionado con el uso generalizado de estos productos tóxicos.

 

En el momento en que Fabrice Nicolino lanza ” la llamada de las amapolas “, los plaguicidas todavía están en el mercado, a pesar de la proliferación de estudios que demuestran sus efectos nocivos . Desde los Estados Unidos hasta Francia, pasando por Argentina, la lucha de estas víctimas recuerda los peligros de productos como Roundup.

En Argentina, la soja transgénica se generalizó en la década de 1990, ganando terreno en la cría de ganado tradicional, con mayores rendimientos por hectárea. Sin embargo, las plantas modificadas genéticamente provocan un gran avance en la cantidad de pesticidas aplicados . Durante años, Fabian Tomasi ha estado trabajando en el llenado de depósitos de herbicidas con aviones de fumigación . Murió el viernes, 7 de septiembre, a la edad de 53 años, después de una polineuropatía tóxica severa. Había estado enfermo por más de diez años.

Dejó de morir para denunciar la práctica agrícola genocida que lo destruyó”, dijo Medardo Avila, miembro de la Red Médica de Fumulated Village.

Padre de una niña, Fabian Tomasi, que no tenía nada más que la piel en los huesos, pasó los últimos años de su vida concienciando sobre los peligros de los herbicidas e incluso aceptó ser fotografiada por las necesidades de su familia. la pelea, recordó Medardo Avila.

En 2005, comenzó a trabajar en una empresa en la provincia de Entre Ríos. Explicó que manejaba latas de productos tóxicos sin protección, y que nadie le había advertido sobre los peligros del glifosato, clasificado como “probable carcinógeno” por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Su muerte nos pone muy tristes y nos enoja mucho. Tenemos un sistema de producción que contamina la mitad del país”, agregó el médico militante.

Unos meses antes de morir, Fabián Tomasi había testificado ante la AFP. Para él, el glifosato era “terriblemente engañoso, una trampa que nos entregaron personas muy poderosas”. “No quedará nadie, toda la tierra que tenemos no será suficiente para enterrar a todos los muertos”, agregó.

El pequeño jardinero estadounidense contra Monsanto

El 10 de agosto, un tribunal de San Francisco condenó al gigante Monsanto a pagar casi $ 290 millones ($ 250 millones) a  Dewayne Johnson, quien  sufre de cáncer que atribuye a la exposición a herbicidas – RangerPro y Roundup – que contiene glifosato y comercializado por el grupo de agroquímicos.  Una victoria para este jardinero estadounidense de 46 años que espera un efecto de bola de nieve. Más de 4,000 procedimientos similares están en vigencia en los Estados Unidos contra Monsanto. Y el caso de Dewayne  Johnson podría hacer jurisprudencia …

El jurado de California determinó que Monsanto había actuado con “malicia” y que su herbicida Roundup, y su versión profesional RangerPro tenido “significativamente” contribuido a la enfermedad del demandante.

Dewayne  Johnson reaccionó con seriedad:

“He recibido mucho apoyo desde el comienzo de este asunto, muchas oraciones y energía de personas que ni siquiera conozco, y estoy feliz de poder ayudar a una causa que me supera. esa decisión comenzará a darle la atención que necesita “.

Cayó en los brazos de sus abogados ante el anuncio del fallo, dividido entre lágrimas y sonrisas, Dewayne  Johnson reclamando más de 400 millones de dólares, diciendo que los productos de Monsanto habían causado su cáncer y que la multinacional habían ocultado deliberadamente su peligrosidad.

Niños en edad escolar intoxicados en Gironde

En mayo de 2014, veinte niños y un profesor en una escuela primaria en Villeneuve-de-Blaye (Gironda) se tomaron las molestias o se quejaban de picor en los ojos y dolor de garganta como consecuencia de difundir fungicidas en vides vecinas.

Después de desestimar el caso inicialmente, el tribunal abrió una investigación criminal contra X, a raíz de la denuncia de una asociación. Los productores de vino fueron acusados ​​en octubre de 2016 para “uso inadecuado de productos fitosanitarios”, como parte de una investigación judicial por los fiscales finales de 2015 Libourne.

En septiembre de 2017 se dictó una demanda judicial en Libourne. Sin embargo, las ONG apelaron y la cámara de investigación del Tribunal de Apelación de Burdeos revocó en julio esta decisión. El juicio se realizará en los próximos meses.

Fuente; https://www.nouvelobs.com/societe/20180914.OBS2354/pesticides-les-5-visages-d-un-scandale-sanitaire.htm